sábado, 24 de diciembre de 2011

Empleo público: Otra vuelta de tuerca (más)


Por un lado, y amparándose en el viento político de la derecha oscura a su favor, los medios de comunicación arrecian sus ataques en una nueva campaña de desprestigio del empleado público. Basta con echar un vistazo a los periódicos, radios o televisiones para ver cómo día sí, día no, se vierten noticias (casi en su totalidad falsas o retorcidamente manipuladas) del mal funcionamiento, excedencia de personal o magnificencia en los sueldos. Sin ir más lejos, la cadena Antena 3 tomaba un dato del INE para anunciar que el 60% de los funcionarios cobran más de 2.000 euros al mes. Al ver esta noticia, cualquiera que conozca un poco o trabaje en la Administración, se habrá echado a reir…o a llorar, dado que el perfil del empleado público medio sobrepasa escasamente la mitad de esa cantidad en su salario neto. Esta es una pieza más en la campaña de “socialización” del desprestigio de las Administraciones Públicas. Por otro lado está la presión de la CEOE, que ahora tiene a sus más fieles socios en el poder. La última perla de su presidente ha sido solicitar el despido libre en el sector público dado que, según él, sobran aproximadamente 900.000 empleados públicos.




El PP, que por fin ha accedido al gobierno central, ha venido utilizando y utiliza a las comunidades autónomas donde gobierna como avanzadilla en las medidas que se generalizarán en todo el Estado; y en las que no gobierna, ha tenido como aliados a las derechas nacionalistas. Son continuas las medidas tomadas o previstas en ellas: aumento de la jornada (Castilla-la Mancha, Madrid), reducción de los salarios (Madrid, Cataluña, Castilla-la Mancha, Euskadi), recorte de un 25% del salario por baja laboral (Euskadi). Mientras tanto, se disparan los despidos en las empresas subcontratadas por la Administración por reducción de presupuestos en los pliegos de contrato o por represiones y se modifica la legislación, de manera que cualquier demandante en lo contencioso-administrativo puede ser condenado a abonar hasta 300 euros, en el caso de que el demandante no gane la causa (Ley 37/2011, de agilización procesal). Y las perspectivas de futuro no son mucho más halagüeñas…
Mientras tanto, los sindicatos mayoritarios basan su estrategia en el pataleo y poco más. Para muestra, un botón: después de las medidas anunciadas por Artur Más en Cataluña (eliminación de pagas, rebaja de salarios y más despidos) el anuncio de los mayoritarios en la Generalitat fue de que “ es muy pronto para aventurar acciones concretas… No se habla de huelga, ya que ésta sería la última acción que se utilizaría por varios motivos”. En resumen, a mirar y a aguantar.


En fin, que como siempre la cuerda se rompe por el lado más débil. ¿Que van mal los presupuestos? Pues a empezar a despedir a interinos en la Administración. ¿Que hemos dilapidado miles de millones en salvar a los mismos bancos que extorsionan a la ciudadanía? Pues habrá que volver a rebajar el salario de nuestro personal, que además los extorsionados nos aplaudirán. Sea cual sea el gobierno, la solución es sencilla: atacar al débil. Y si no nos movilizamos, nos lo seguirán haciendo.

Nuevos perros, pero los mismos mordiscos. Y si cabe, más fuertes las dentelladas.

SP de la FETAP

No hay comentarios:

Publicar un comentario