lunes, 30 de abril de 2012

La reforma laboral en la administracion




La primera novedad que nos encontramos en la nueva Contra-Reforma Laboral es la posibilidad de despido no disciplinario (despido por causas económicas, técnicas, organizativas o de producción) del personal laboral al servicio las Administraciones Publicas, recogido en la Disposición Adicional Segunda del Real Decreto-ley 3/2012, de 10 de febrero, de medidas urgentes para la reforma del mercado laboral






Para intentar dar soporte técnico al irracional concepto de ganancias/pérdidas económicas o de producción en los servicios públicos, en vez de hablar de beneficio/perjuicio social, y para justificar el despido, en cualquier ente del sector público a los que se refiere el Artículo 3.1 del Texto Refundido de la Ley de Contratos del Sector Publico, se hace entender que concurren causas económicas cuando se produzca en las mismas:

"una situación de insuficiencia presupuestaria sobrevenida y persistente para la financiación de los servicios públicos correspondientes. ... se entenderá que la insuficiencia presupuestaria es persistente si se produce durante tres trimestres consecutivos. Se entenderá que concurren causas técnicas, cuando se produzcan cambios, entre otros en el ámbito de los medios o instrumentos de la prestación del servicio público de que se trate y causas organizativas, cuando se produzcan cambios, entre otros, en el ámbito de los sistemas y métodos de trabajo del personal adscrito al servicio público".


Sin menospreciar la retahíla de perjuicios comunes con el resto de trabajadores (20 días por año………..), en la Admón. Publica ya han comenzado las consecuencias de esta ley 3/2012 en la Biblioteca Nacional, en la Fundación Bio–Diversidad del Ministerio de Agricultura, (dos botones de muestra, sirvan para resaltar el respeto e interés de la clase política hacia la catalogación y la conservación de nuestra cultura y de nuestro medio ambiente y el uso que de ellos pueden hacer los ciudadanos) extendiéndose a otros Ministerios, Organismos y resto de entes del sector públicos, el despido masivo de becarios/as, interinos, contratados y  otros trabajadores de 2ª con mínimos salarios y cero derechos (sin sanidad, entre otros…).

La no reposición de puestos de empleados públicos según vayan causando baja, así como el empecinamiento por el aumento de la jornada laboral de los trabajadores públicos, unido  al aumento desmesurado de las privatizaciones de los Servicios Públicos (mal llamadas externalizaciones), nos llevan a una perdida progresiva de la calidad del servicio que se presta a los ciudadanos, y además con un coste económico mayor.




Para poner la puntilla a este mínimo resumen, el Artículo 6. Disposición Transitoria 6 modifica el Artículo 23 del Estatuto de los Trabajadores, abre la puerta al trabajo sin remuneración de los trabajadores beneficiarios de la prestación por desempleo en sustitución de los trabajadores en formación, siendo la alcaldesa de Madrid, la primera en llevar a cabo este nuevo esclavismo laboral. Quizás, la mayor vergüenza sea la reducción de los funcionarios para investigar y perseguir el fraude fiscal, con lo que los problemas de dinero efectivo de este país quedarían minimizados. Por desgracia, ya no podemos hablar de otros entes públicos ya desaparecidos, como las diferentes Bancas Publicas; en estos tiempos, de tanta actualidad gracias a quiénes son los verdaderos ladrones y que empezaron “forrándose” con ellas.


La primera medida, junto con la congelación salarial del gobierno de Rajoy, fue la desaparición del Mº de Igualdad, mostrando su poca sensibilidad hacia las mujeres maltratadas, entre otras muchas, y desenmascaró el verdadero concepto que de lo público tiene el PP, el nuevo botín a repartir entre las grandes empresas y multinacionales.








NO SOBRAN EMPLEADXS PÚBLICOS,

FALTAN SERVICIOS

Las perlas son innumerables, la escandalosa subida del 29% del bono del metro se suma a la negativa de negociación colectiva con sus trabajadorxs. Y más, en una comunidad autónoma con más de 623.000 parados/as, de los que más de 250.000 no reciben ningún ingreso y donde doña Esperanza Aguirre ha rechazado varias veces un bono más económico para que lxs paradxs puedan viajar para dejar currículos.


El broche de oro lo pone – quizás porque es donde los chanchullos son más visibles- el derroche obsceno de dinero público de las diferentes alcaldías, ligado a los pingües beneficios de sus amigotes, no menos obsceno es el despido masivo en el Ayuntamiento de Parla y su irresponsable quiebra económica, donde debemos recordar que detrás de este personal laboral hay servicios a la comunidad que se quedan abandonados. También existe obscenidad en el Ayto. de Rivas, donde los trabajadorxs municipales deben elegir entre el despido o un aumento de la jornada laboral y la reducción del salario en un 6%. La joya de la corona la pone doña Ana Botella con una tasa de basura que pagamos dos veces.


La destrucción de la sanidad universal, negándosela a los emigrantes sin trabajo legal, el medicamentazo ( poniendo en primera fila del sufrimiento a los enfermos crónicos y jubilados con bajo poder adquisitivo) están lejos de ser temporales y constituyen un nuevo modelo de muy largo plazo, como lo demuestra la reforma de la educación, donde los hijos de los ricos volverán a ser – como cuando Franco- los futuros directivos.


En esta liquidación total de nuestro incipiente “Estado de Bienestar”, la presidenta de nuestra Comunidad ha destacado con Sobresaliente cerrando el Centro Magueritz, dedicado a la formación y tratamiento de diferentes minusvalías, o el Ayuntamiento de la Capital, cerrando los centros de tratamientos integrales a personas afectadas por la drogodependencia, o las denegaciones a nuevas rentas mínimas de reinserción y tantas y tantas... …


Mientras tanto se derrocha el dinero a espuertas en la visita del Papa o la candidatura olímpica para que puedan pillar de nuevo las grandes constructoras, o se privatizan los polideportivos barriales y se suspenden los planes de empleo para las zonas más afectadas por el paro y la marginalidad, sobre los que pesan moratorias o las cantidades presupuestadas son tan irrisorias que nos recuerdan los medios con que contaban los agentes Mortadelo y Filemon.


En resumen, podríamos decir que detrás del perjuicio laboral a los empleados públicos está el empeoramiento de los servicios comunitarios, cuando no su desmantelamiento. Y la campaña de difamación de estos trabajadores no tiene otro objetivo que derivar estas actividades a la empresa privada, ósea la obtención de beneficios a costa de la calidad y eliminar empleados/as independientes de los intereses del político de turno


Como al resto de compañeros/as la clase trabajadora, todas estas medidas nos castigan mientras perdonan a los verdaderos culpables de esta crisis.


Recuerda que :


  • Cuando nacemos, la primera persona que te ve es un empleado público, al igual que cuando se te pasa la anestesia después de una operación; 
  • el que te enseña a leer y escribir y te abre las puertas al conocimiento, es un empleado público.
  • el que te entrega tu primera carta de amor o de tus seres queridos lejanos, es un empleado público.
  • el que evita se incendie el monte, el mismo por el que acudes a pasear con tus hijos …         también es un empleado público.
S.T.A.P.



No hay comentarios:

Publicar un comentario