lunes, 7 de octubre de 2013

Manifiesto del sindicalismo de clase y alternativo y de los movimientos sociales



Contra el desempleo, la reforma laboral y la de las pensiones




EL CAMINO ES UNIFICAR LAS LUCHAS HACIA LA HUELGA GENERAL



El Gobierno y la Patronal CEOE, al servicio de la Troika (Comisión Europea, Banco Central Europeo y Fondo Monetario Internacional), no nos han dado ni un día de tregua. Han aprovechado el verano para darle una vuelta de tuerca más a la Reforma Laboral y facilitar aún más los despidos, los ERE´s y ERTE´s, continuando su política de contrarreformas económicas, medioambientales, privatización de servicios públicos, las subrogaciones incumplidas, en un goteo constante de pérdida de empleos, salarios y derechos.

La falta de transparencia, los casos de corrupción y un aplastante descrédito social, caracterizan un sistema apuntalado, además de por la Troika, por el núcleo duro del capitalismo español (CEOE y Banca). Pero lo apuntala también la complicidad, por pasiva o por activa, de la burocracia sindical del sindicalismo institucional, que actúan en las empresas como los mejores valedores de las firmas de ERE´s y ERTE´s, empeñados en desmontar las luchas obreras,sociales y populares, dividiéndolas y llevándolas al desgaste o a callejones sin salida, maniatando el descontento de las y los trabajadores, mientras mendigan la continuidad del Pacto Social que les permita continuar con sus privilegios.

Si el gobierno no cae, si las políticas económicas y antisociales no se derogan, si las luchas no se ganan, no es por falta de combatividad o de respuesta de las trabajadoras y trabajadores, de los movimientos sociales, del movimiento estudiantil o de los sectores populares que se movilizan en defensa de los derechos sociales y las libertades. Nuestra principal debilidad es la ausencia de una clara referencia de clase que sea capaz de unificar la lucha, de proponer unatabla reivindicativa unitaria y un plan de acción común.


Las organizaciones sindicales y sociales abajo firmantes, venimos haciendo esfuerzos por buscar esa unidad de acción del sindicalismo de clase, y de los movimientos sociales, que nos permita avanzar y superar esa debilidad. La posibilidad y la necesidad de confluir se demuestran en la calle con anteriores acuerdos, convocatorias y manifestaciones conjuntas como las de las huelgas generales, huelgas de consumo, movilizando a decenas de miles de personas, dispuestas a plantarle cara al Gobierno, al régimen y al capitalismo; organizándose fuera del control de los viejos aparatos políticos y sindicales que sostienen este sistema que nos está llevando a la catástrofe social y medioambiental.

Las recientes medidas, aprobadas el 3 de agosto de 2013 para facilitar despidos y ERE´s, impidiendo las reclamaciones individuales; el proyecto de reforma de las pensiones; el aumento constante del desempleo y la precarización del empleo, la bajada de salarios; la oleada de despidos en sanidad, educación, transporte, servicios públicos; los tasazos, nuevas medidas de privatización de la educación y el desvío de fondos a la educación concertada, dejan fuera de la Universidad y de la Formación Profesional a decenas de miles de estudiantes, mientras mandan a la emigración a quienes ya acabaron sus carreras… son muestras de que no van a parar en la guerra social que nos han declarado los gobiernos de la Troika o quienes aspiran a gobernar como títeres a su servicio y aplican las mismas políticas desde las Comunidades y Ayuntamientos donde gobiernan.

La situación se ha vuelto dramática para millones de personas y el futuro no augura más que la profundización en la miseria, por lo que, más que nunca, estamos obligadas a poner todo el empeño en unir nuestras fuerzas para formular un programa alternativo al actual sistema capitalista que plantee soluciones reales para la clase trabajadora y los colectivos sociales más desfavorecidos y trabajar para unificar todas las luchas que nos permita imponerlo. La tarea es ardua pero, como hemos demostrado en otras ocasiones, las organizaciones del sindicalismo de clase y alternativo y los movimientos sociales, tenemos bases y voluntad suficiente para sumar esfuerzos en este empeño de construir una referencia de clase capaz de enfrentarse al gobierno y al sistema capitalista.

No aceptamos que seamos las trabajadoras y trabajadores, la mayoría social del 99%, quienes paguemos los platos rotos de esta estafa llamada crisis que no hemos generado, mientras los causantes siguen aumentando y duplicando sus beneficios. Por eso decimos que LA CRISIS LA PAGUEN LOS CAPITALISTAS, los que la provocaron, la oligarquía financiera y las grandes empresas y multinacionales. Por eso defendemos que hay que avanzar hacia otra sociedad y para salir de la actual situación, en la perspectiva de superar las agudas contradicciones del sistema, proponemos la necesidad de luchar por el siguiente programa reivindicativo.

CONTRA EL PARO Y LA POBREZA
Ni un despido más. Por el reparto del trabajo: reducción de la jornada sin reducción del salario. Jornada laboral de 35 horas y subsidio de desempleo indefinido para todas las personas en paro

EN DEFENSA DE LOS SALARIOS
Salario Mínimo Interprofesional digno, que cubra las necesidades básicas. Convenios colectivos con subidas salariales que mantengan el poder adquisitivo.

ABAJO LAS REFORMAS LABORALES Y LOS ERE.
Derogación de la Reforma Laboral, de la reforma de las pensiones. Restablecimiento del derecho a la negociación colectiva. No a los ERE´s y ERTE´s.

RECUPERACIÓN DE LO QUE ES DE TODOS. POR LOS SERVICIOS PÚBLICOS
Derogación de todas las leyes que permiten y amparan las privatizaciones de bienes y servicios públicos. Reintegración al sector público de todas las empresas, hospitales, colegios y servicios privatizados. En defensa de todos los servicios públicos, de la sanidad pública, de la educación pública, laica y de calidad. Ni un euro más para la privada. Desmantelamiento del tasazo universitario que convierte la enseñanza superior en elitista.

NO AL PENSIONAZO.
Reconocimiento de las pensiones como derecho y no negocio. Jubilación a los 60 años y ninguna pensión por debajo del Salario Mínimo Interprofesional. Por el mantenimiento del poder adquisitivo tras toda una vida de trabajo.

BASTA DE DESAHUCIOS, DE CASAS SIN GENTE Y GENTE SIN CASAS
Prohibición de desahucios y condonación del pago de la hipoteca a los parados y paradas. Por un Parque Público de viviendas de alquiler social, en base a la expropiación a los bancos y las grandes inmobiliarias del inmenso parque de viviendas durante el pelotazo especulativo y con el que hoy siguen especulando.
Exigimos de manera inmediata el reconocimiento de las Corralas ocupadas por los vecinos, el fin de los vergonzosos cortes de luz y agua, legalizando su ocupación en régimen de alquiler social.

NO DEBEMOS, NO PAGAMOS
No al pago de la deuda. Nos negamos a seguir pagando la deuda de banqueros y especuladores con el hambre y la miseria del pueblo. Exigimos la suspensión inmediata del pago de la deuda y una auditoría pública de la misma, así como la devolución de los fondos regalados por el gobierno a la banca, cajas y grandes empresas. Prohibición de salida de fondos monetarios a paraísos fiscales, interviniendo los fondos actualmente existentes. Eliminación de las SICAV. Reforma tributaria para que pague más quién más tiene.

EXPROPIACIÓN DE LA BANCA Y LAS INDUSTRIA CLAVE.
Para poner todos los recursos económicos al servicio de las y los trabajadores y el pueblo hay que expropiar la banca y sectores estratégicos de la economía (sanidad, educación, transporte, energía, industria pesada, servicios sociales y comunicación), revirtiendo al sector público los servicios públicos privatizados, con control social y laboral.

POR LA REFORMA AGRARIA
En multitud de comarcas, en especial de Andalucía, el campo sigue en manos de terratenientes y especuladores, mientras no hay empleos y el pueblo pasa hambre. Defendemos la urgencia de una profunda Reforma Agraria, impulsando las colectivizaciones en tierras públicas, el cooperativismo agrario y la industria de transformación alimentaria.

FUERA DE LA UNIÓN EUROPEA Y EL EURO
Porque ni es unión de los pueblos de Europa ni representa otra cosa que los intereses de un núcleo de banqueros y multinacionales.
Porque la entrada en ella se hizo a costa del desmantelamiento industrial y del campo, y la permanencia en esta cueva de ladrones nos aboca a la miseria y a ser una semicolonia alemana, francesa o norteamericana, como Grecia o Portugal. Decimos fuera de la Unión Europea, por una Europa de las y los trabajadores y los pueblos.

CONTRA LA REPRESION, EN DEFENSA DE LOS DERECHOS Y LIBERTADES
Ante la continua política represiva contra los activistas sociales y sindicales, denunciamos todas las medidas represivas y exigimos el sobreseimiento de todos los procesos pendientes por actividad sindical, política o social.
Manifestamos y reiteramos nuestro compromiso de apoyo al reconocimiento los derechos y libertades que este reaccionario e impuesto régimen monárquico niega. Nuestro apoyo al derecho de todos los pueblos a la autodeterminación.

POR LA SOLIDARIDAD ENTRE LOS PUEBLOS Y LA SOSTENIBILIDAD
Denunciamos la miserable política de los gobiernos imperialistas como el español, que se mueven, una y otra vez, entre el apoyo infame a las dictaduras sanguinarias y las intervenciones militares al servicio de sus intereses. Exigimos la salida de la OTAN.
Defendemos la solidaridad internacional entre los pueblos, una solidaridad que debe poner fin al expolio que las multinacionales llevan a cabo y son la fuente de miseria de países y pueblos que fuerzan a millones de personas a la emigración masiva, que se dejan la vida en las verjas o las pateras.
Un expolio que mina los recursos naturales de manera irracional y destruye el medio ambiente y la
necesaria conservación de la naturaleza de cara a las generaciones futuras.

POR LA IGUALDAD
Exigimos el mantenimiento de servicios públicos suficientes destinados al cuidado y atención a la dependencia. Que se lleven a cabo medidas firmes y concretas para impedir toda discriminación y acoso laboral, especialmente por razones de género. A igual trabajo, igual salario.

PARA LA TRANSICIÓN ECOLÓGICA Y SOCIAL.
Entendemos que son cada vez más necesarias las medidas de fomento de la soberanía alimentaria y la producción ecológicamente responsable, así como de las formas jurídicas de propiedad colectiva de las empresas por parte de las y los trabajadores. Demandamos la paralización de los proyectos de explotación de los recursos naturales con fines especulativos, irresponsables social y ambientalmente, y rechazados democráticamente por las poblaciones afectadas (fracking, nuclear, minería a cielo abierto, etc).


CGT, Co.Bas, Confederación Sindical, Intersindical de Aragón, Solidaridad Obrera y CSC






No hay comentarios:

Publicar un comentario