martes, 7 de marzo de 2017







Queremos y luchamos por ello, que desaparezcan las relaciones de trabajo sometidas a las leyes del mercado y que dejen paso a la autoorganización y la autogestión.



Pero, mientras tanto, necesitamos implantar derechos que nos protejan frente a los abusos del capital, ya que los trabajos de todas las personas, y en especial de mujeres, y en especial de las mujeres, son un violento punto de unión entre el patriarcado y el capitalismo.



En este 8 de Marzo de 2017, Día Internacional de la Mujer Trabajadora, manifestamos que:








  • Nos declaramos anarcofeministas incluyendo a todas las identidades que difieren del patrón heteronormativo.
  •  Defendemos la autogestión de los Servicios Públicos y denunciamos la privatización a los que éstos están sometidos y que nos afecta especialmente a las mujeres en sectores como telemárketing, limpieza, educación, sanidad… 
  •  Defendemos la inclusión de la economía feminista en todos los órdenes de la vida, para erradicar las desigualdades como la brecha salarial, explotación de doble jornada, el acceso a los servicios sociales, pensiones,  educación feminista y coeducación, planes de igualdad, techo de cristal, porque todas las vidas merecen ser sostenidas. 
  •  Defendemos los derechos de las mujeres refugiadas y migrantes.
  •  Denunciamos el salario precario y vivir en la precariedad.
  •  Denunciamos la intromisión de las religiones, exigiendo la salida de éstas del ámbito público: educación, legislación, opinión pública, medios de comunicación públicos… 
  •  Denunciamos el ascenso de los fascismos a nivel mundial. 
  •  Reivindicamos los espacios seguros, erradicando todos los tipos de violencias sexuales. 
  •  Es necesaria la lucha feminista porque lo que existe es una falsa igualdad, porque la doble discriminación, como mujer y como trabajadora, sigue existiendo. 
  •  Las mujeres no nos resignamos a la injusticia social y la desigualdad. Hemos luchado, luchamos y seguiremos luchando hasta conseguirlo. Y lo hacemos desde la dignidad, la integridad, sin perder la alegría y las ganas de vivir. Como decía Emma Goldman “Si no puedo bailar, tu revolución no me interesa” 
¡BAILEMOS JUNTAS NUESTRA REVOLUCIÓN!

¡NO HAY REVOLUCIÓN SIN LIBERACIÓN DE LA MUJERES!

¡NOS QUEREMOS LIBRES, VIVIENDO!

No hay comentarios:

Publicar un comentario