domingo, 17 de diciembre de 2017

GRACIAS JESÚS, COMPAÑERO Y AMIGO

Nuestro compañero Jesús Alonso Revuelta,  militante de nuestro Sindicato y de la Asociación de Afectados por la Hepatitis C, tras mas de 40 años de trabajando en el FEGA, se ha jubilado. El pasado viernes 15 de diciembre de 2017 compartimos con él sus últimos momentos en el FEGA.

Normalmente, es difícil expresar con palabras, todos nuestros sentimientos y mucho más si esos sentimientos se refieren a personas que nos importan y queremos, porque por muy bien que lo hagamos, siempre nos quedamos con la impresión de habernos olvidado de algo tan importante como imprescindible, y eso nos pudiera pasar todos los que acompañamos a Jesús.

Quienes hemos tenido el privilegio de conocerle, hemos podido compartir su compañerismo, su generosidad y su continuo apoyo, pese a los muchos inconvenientes que nos pudiéramos encontrar y de alguna manera porque no decirlo de una gran amistad. Porque Jesús es de esas personas que merecen la pena, personas que pasan por la vida de los demás, en silencio, como si no pasasen, pero van dejando huella y ejercen una influencia notable en quienes les rodean.

Durante mas de 44 años Jesus ha trabajado en el FEGA, en el SENPA, en los CEREALES, en el TRIGO, da igual,… en todos esos años, todas las mañanas durante 40 años, levantándose a la seis de la mañana, coge la camioneta, coge el metro, llega al curro, peléate con el jefe de sección o con el de servicio, con el conductor, con el cerrajero, con el ordenanza de la tercera, con el pintor, con la secretaría de D. ... que quiere coche y no hay, con el de correos, ... y así durante mas de 40 años, eso sí que merece un premio, eso sí que merece la medalla al mérito en el trabajo y no Gasol o la Campos.

Por cierto, que hemos comprobado que a quienes  se conceden las medallas al Mérito en el Trabajo, suelen ser deportistas, artistas, empresarios y políticos; a obreros a pocos, por no decir a ninguno, lo que no deja de ser una contradicción, una más de este sistema en el que nos ha tocado vivir.  En fin que vivimos en un país en el que los obreros, no son trabajadores, o al menos no se les reconoce su trabajo ni se les premia por ello.

Pues nosotros creemos que Jesús se merece ese premio y que no nos hace falta el gobierno para dárselo, así que, aunque el Consejo de Ministros, no te dé la medalla al mérito en el trabajo, creo que quienes hemos trabajado contigo y hemos compartido luchas, pensamos que te la mereces y que no nos hacen falta gobiernos para reconocer tu extraordinario mérito, porque más allá de un extraordinario trabajador, de un buen militante,  de un magnífico compañero, has sido nuestro gran amigo, por eso queremos agradecerte todo lo que durante todos estos años has vivido y compartido con nosotros y nosotras

MUCHAS GRACIAS, JESÚS.







 





No hay comentarios:

Publicar un comentario