miércoles, 7 de marzo de 2012

Campaña CGT "Defiende lo público" en oiga.me

Campaña CGT "Defiende lo público" en oiga.me



La clase política gobernante (PSOE, PP o CIU) está aprovechando la actual crisis económica para acelerar el proceso privatizador puesto en marcha desde nuestro ingreso en la CEE. ¡¡¡Diles que tu defiendes lo publico!!!


Firma oiga.me: http://oiga.me/campaigns/defiende-lo-publico

En CGT queremos recordarles que los servicios públicos NO SON UN GASTO, NI UNA INVERSIÓN, SON UN DERECHO que nos facilita, a millones de personas, el acceso a unos servicios de primera necesidad: municipales, sanitarios, educativos, sociales, de transporte, correos, agua, vivienda, comunicaciones... proporcionando bienestar y protección social, ahora más necesaria que nunca.

Que mientras lo privado busca la rentabilidad o la eficacia a través de la competitividad y el individualismo, lo público garantiza derechos salariales, laborales, sociales, reparto de la riqueza, una mayor justicia, igualdad, solidaridad social y, por supuesto, unos servicios de mayor calidad.

Empresas públicas.

Con beneficios como Telefónica, Iberia, Gas Natural, Argentaria, Tabacalera, Repsol y Endesa, han sido privatizadas instalándose en ellas las ETTs, la subcontratación, los EREs, en definitiva, la precariedad. Además, en los últimos años, hemos asistido a privatizaciones de servicios públicos básicos (limpieza, recogida de basuras, abastecimiento de agua, ambulancias...) por parte de ayuntamientos y comunidades autónomas. Servicios públicos que han sido otorgados a dedo a empresas y subcontratas que poco o nada sabían sobre el servicio que debían prestar, en adjudicaciones que han salido caras para las arcas municipales o autonómicas.

Sanidad.

Su privatización, en nuestra comunidad, es de las más avanzadas. Tal es así que la gestión de los nuevos hospitales ya está en manos de empresas privadas que buscan solamente la rentabilidad económica y no ofrecen una adecuada asistencia sanitaria a los ciudadanos. Pero, no son sólo los nuevos hospitales, el gobierno de Esperanza Aguirre ha privatizado gran parte de la gestión de la red sanitaria pública, afectando incluso a los laboratorios y a los Centros de Atención Primaria y de Especialistas. La nueva gestión apuesta por la drástica disminución de plantillas, sobre todo del personal eventual, que supondrá el despido de 6.000 personas. A cambio ofrece la ampliación de horarios en la jornada laboral, con un incremento de 112 horas al año, y recortes en la prestación por bajas por enfermedad. Para conseguir la rentabilidad no dudan en disuadirnos con listas de esperas, aglomeraciones en las salas de espera de urgencias, retrasos en cualquier cita médica... o con el copago instaurado en algunas comunidades.

Educación.

Se acentúan en toda España, y más en la Comunidad de Madrid, el crecimiento de la enseñanza privada concertada y el descenso de la pública. Se está creando una doble red educativa que atenta contra el principio fundamental de la igualdad de oportunidades, favoreciendo la segregación y la exclusión. Se introduce además el copago en un servicio público esencial gracias a las cuotas que pagan las familias en la enseñanza concertada. Y se refuerza el poder de la dirección en los centros educativos públicos recortando la participación democrática de las familias. Las recientes movilizaciones en Madrid, aunque están lejos de conseguir sus objetivos, muestran el camino que debemos seguir para defender la Enseñanza Pública: apoyo mutuo, solidaridad y acción directa.

Renfe, Correos y Aena.

También son ejemplos de privatización donde se padecen los mismos síntomas que el resto de los servicios: precariedad laboral y pérdida de calidad de los servicios.

Medios públicos de comunicación.

Que debían ser la excepción a la búsqueda de negocio e influencia que caracteriza el modelo privado están en grave peligro: RTVE y EFE han perdido ya miles de empleos y ahora, más recortes; las autonómicas están a las puertas de su privatización. “Sociedad del conocimiento” lo llaman…

Conscientes de que a los gobiernos y a las empresas privadas no les importa la calidad asistencial y sí la rentabilidad económica, convirtiendo el derecho fundamental a los servicios públicos en un simple negocio, dentro de la campaña de CGT Defiende lo Público te damos la oportunidad de escribir a Esperanza, a Mariano y a Rossell reclamando tus derechos a unos servicios públicos accesibles y de calidad.


No hay comentarios:

Publicar un comentario