jueves, 7 de junio de 2012

ADIOS A LOS MOSCOSOS


http://www.elconfidencial.com/espana/2012/06/07/adios-a-los-moscosos-montoro-equiparara-el-trabajo-publico-al-privado-99570/


El Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas trabaja en una profundareforma de la Función Pública que dará a conocer en las próximas semanas –la que viene o la siguiente, como muy tarde-, y que afectará principalmente al modo de trabajo de los empleados públicos estatales, regionales y locales, de tal modo que a partir de ahora los funcionarios y el resto de los trabajadores públicos disfruten de un régimen laboral similar al de sus compañeros del sector privado.

Eso va a significar que los funcionarios tengan que decir adiós a un paquete de privilegios que los diferenciaba singularmente del resto de trabajadores del sector privado, según han señalado a este diario fuentes gubernamentales. Aunque estas fuentes no han detallado el paquete –“lo anunciará el ministro en persona”, señalaron-, afectará a algunos privilegios como los llamadosmoscosos e impondrá medidas para la movilidad interna de los funcionarios.

Hacienda quiere luchar también, con la colaboración de la Mutua de Funcionarios de la Administración Central del Estado (Muface), contra el absentismo laboral en la función pública. Lo que va a quedar fuera de esta reforma son dos puntos: los sueldos, que no se van a tocar, y los despidos que no se van a equiparar al modelo laboral del sector privado. Este último ‘privilegio’ se mantiene porque el Gobierno entiende que el puesto de trabajo obtenido por oposición no es igual que el de un contratado laboral.

Eso sí, hoy por hoy y mientras la crisis no permita cambiar la situación, se seguirá reduciendo el número de interinos y de empleados públicos –como ya está ocurriendo en la Comunidad Valenciana-, y no habrá reposición salvo en casos excepcionales. El Gobierno prepara una reforma de la Ley de la Función Pública y confía en tener apoyos parlamentarios, aunque la sacará adelante incluso con la oposición del Partido Socialista si se produce.

Como ya publicó El Confidencial, otro de los objetivos del Gobierno en reducir plantillas y facilitar la salida de empleados públicos de los sectores, organismos, instituciones, empresas y fundaciones (interinos, contratados o eventuales, no funcionarios) más prescindibles para que puedan pasar a empresas del sector privado si es que la hipotética reactivación se convierte en un hecho.

Otro problema será convencer a las comunidades autónomas, donde se han registrado los mayores aumentos de plantillas en los últimos años y para las funciones más prescindibles, para que se apliquen a esas privatizaciones de servicios. También es el gran margen que todavía queda en la Administración regional, dado que son las instituciones que han creado en los últimos años en multitud de empresas, fundaciones y ‘observatorios’ (aparte de en los mismos gobiernos) la mayoría de los 400.000 puestos de trabajo que hoy mantienen.




No hay comentarios:

Publicar un comentario