miércoles, 25 de septiembre de 2013

LAS PENSIONES NO SE TOCAN



De "las pensiones no se tocan "Las propuestas sobre las pensiones y las trampas que ellas plantean


El Gobierno vuelve a poner en primer plano el tema de ‘la crisis de las pensiones públicas’. Nos dice que las pensiones públicas no se pueden sostener, que no habrá dinero para financiarlas en el futuro. Y añaden que para ‘mantener’ las pensiones públicas en el futuro, para que sean viables, hay que empezar por ‘racionalizarlas’ desde ahora.


Ahora, aprovechando la crisis, quieren forzar todavía más la marcha. Además, “El sacrificio, por otra parte, es más fácil de aceptar en tiempos comprometidos que en medio de la bonanza” (frase del primer informe de los ‘expertos’ de 2013, desaparecida en su versión final). Por primera vez en la historia reciente, se han atrevido a plantear la reforma de TODAS las pensiones, no sólo las de los pensionistas futuros sino también las de los pensionistas presentes.

Este discurso empezó hace mucho (en Chile con Pinochet en 1973; en el estado español ya en 1985/88; y el Banco Mundial presentó un informe muy importante en 1994) y ha continuado todo el tiempo hasta ahora: los Pactos de Toledo desde 1995 con sucesivas rondas. La última reforma, y probablemente la más drástica, fue en 2011. No les basta con eso, y en 2013 el gobierno, después de montar una Comisión de expertos para que éstos digan cómo seguir racionalizando las pensiones públicas, presenta ahora una nueva propuesta de reforma. No es verdad que el tema de las pensiones tenga que ver con la crisis. Los poderes políticos y económicos están planteando el tema de las pensiones mucho antes de la crisis actual.



Hay que reformar las pensiones


No es verdad que el tema de las pensiones tiene que ver con la crisis. Los poderes políticos y económicos planteaban el tema de las pensiones mucho antes de la crisis actual.


Todas estas reformas, todas, y la que ahora se propone, establecen medidas para disminuir las pensiones. Rebajas sobre rebajas. Cada vez hay más pensionistas, porque la gente vive más años y cada vez hay menos cotizantes porque hay menos población en edad de trabajar. Así que nos dicen que no habrá dinero para pagar las pensiones públicas. Cunde la alarma social.




Las “soluciones” recientes: el factor de sostenibilidad: FEI y FRA
  • FEI (Factor de Equidad Intergeneracional): Todos los nuevos jubilados verán reducido el importe que cobraran de la pensión por cada año que aumenta la esperanza de vida. 
  • FRA (Factor de Revalorización Anual): Afecta a TODOS los jubilados. Se elimina la revalorización por el IPC y se sustituye por una complicada fórmula con muchas variables económicas.(bastante difícil de entender). Con lo que el valor real, la capacidad de compra de la pensión disminuirá cada año. 
Pretenden aprobar esta reforma el mes de septiembre. ¿Por qué tanta prisa si, en todo caso, el problema es a medio y largo plazo?




Las trampas de estos argumentos
  • ¿Por qué tiene que estar equilibrado el presupuesto de las pensiones cuando para otras partidas no se propone el equilibrio? 
  • ¿Por qué las pensiones se tienen que pagar sólo con las cotizaciones de los trabajadores. 
  • ¿Por que no consideran que pueden aumentar los ingresos? 
  • El número de trabajadores no importa, importa la riqueza que producen. 
  • Las pensiones no han tenido déficit hasta 2012 y dicho año, además, un déficit bajo. 
  • ¿Cuánto ha costado el rescate bancario? Las políticas de ajuste están haciendo pagar los problemas que genera el sistema capitalista a los pensionistas y los usuarios de otros servicios sociales. 
  • …y muchos otros argumentos que rebaten los de ‘la crisis de las pensiones’. 

En resumen, la crisis de las pensiones públicas no es una verdad técnica. Es una construcción política e ideológica. Si se considera el tema en toda su amplitud esta crisis no existe. Con voluntad política y social, la ‘crisis de las pensiones’ puede resolverse sin disminuirlas.

Las pensiones privadas
  • Los supuestos “expertos” recomiendan que se contraten pensiones privadas. No sólo pensiones privadas individuales sino pensiones colectivas (de empresa). 
  • Las pensiones privadas han aumentado rápidamente en los últimos años, pero las entidades financieras se quejan de que no contratamos suficientes pensiones privadas porque ya nos cubren las públicas. 
  • A las pensiones privadas se les conceden importantes desgravaciones fiscales. Si no hay dinero para las pensiones públicas, ¿por qué se desgravan las pensiones privadas? 
  • Una proposición económicamente ruinosa: de enorme riesgo, baja rentabilidad, muy caras de gestionar, y favoreciendo a los más ricos. ¿A quien benefician? 
  • Divide todavía más la sociedad entre ricos, que ahorran mucho, y además se benefician de grandes desgravaciones fiscales, y los pobres que no pueden a hacerlo. 
  • Las verdaderas razones para ‘la crisis de las pensiones’ 
  • La ‘alarma’ sobre los problemas del sistema de pensiones está mucho más conectada con los objetivos del capital financiero que con el sistema de pensiones porque las pensiones privadas pueden ser muy favorables al capital financiero y el bienestar o la seguridad de los pensionistas no es el objetivo central de la privatización de las pensiones. 
  • Los fondos privados de pensiones proporcionan flujos regulares y abundantes de recursos financieros al capital privado para negociar y obtener grandes beneficios con ellos. 
  • La UE tiene un gran interés en desarrollar estos fondos para potenciar el mercado europeo de grandes capitales 
  • Las razones profundas y verdaderas de los discursos acerca de ‘la crisis del sistema de pensiones públicas’ es el aumento de los beneficios del capital financiero. 
Las consecuencias
  • La disminución de las pensiones públicas aumentará la pobreza entre los pensionistas y la desigualdad entre la población. 
  • Cada vez más trabajadores con pensiones públicas están condenados a la pobreza. Vivirán muy mal y no podrán tampoco ayudar a sus familias. 
  • Si no hay recursos para mantener a los pensionistas públicos, ¿de donde salen los recursos para los pensionistas privados? El tema reside en la distribución de la renta, no en el déficit de las pensiones públicas. Si no hay recursos para todos, ¿no es mejor repartirlos de manera más justa en vez de que unos tengan mucho y otros nada? 
¿Qué se puede hacer?

Las sociedades se construyen luchando por lo que desean. Si queremos pensiones públicas dignas hemos de luchar por ellas. No podemos permitir que se pierdan unos derechos conseguidos con mucho esfuerzo de los trabajadores de generaciones anteriores. Es absolutamente preciso hacerlo ahora.


Inmediatas:
  • No aceptar la idea de ‘la crisis de las pensiones’: es un problema de distribución de la renta. Una opción del sistema económico y social.
  • Las pensiones no se tocan. No votaremos a quien las toque.
  • No suscribir pensiones privadas.
  • Plantear la reforma ante el Tribunal Constitucional (el art. 50 garantiza ‘las pensiones dignas’)
  • Aumentar las cotizaciones. Si se quiere que la mayoría de la población haga fondos privados, ¿no sería lo mismo aumentar las contribuciones a las pensiones públicas? La gente tiene que pagar en un caso y en otro. ¿Por qué son mejores las privadas? Las pensiones públicas son mucho más seguras.
  • Aumentar la base de cotización de los salarios altos.
  • Eliminar prestaciones que no le corresponden a la SS (como las bonificaciones a la contratación).
Medio plazo:

  • Mejorar el mercado de trabajo y aumentar el empleo.
  • Reforma fiscal progresista.

Largo plazo:

  • Avanzar hacia sistemas de mantenimiento de los ancianos no basados en el empleo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario