miércoles, 25 de enero de 2012

La enésima estafa de la reforma laboral



“Reforma laboral” es un eufemismo que intenta endulzar lo que supone, claro y sin ambages, un saqueo de derechos de las personas, en este caso de la gente trabajadora, siempre con la recurrente excusa de la “creación de empleo”.

Llevamos casi treinta años de “reformas laborales”. Las principales se implementaron en 1984 (contratos temporales), 1994 (contratos basura). 1997 (contratos “de fomento del empleo”), 2002 (decretazo de Aznar), 2006 (bonificaciones empresariales) y 2010 (causas “objetivas” del despido).
Pep Juárez


Ha habido “reformas laborales” tanto con gobiernos del PSOE cómo del PP. También las ha habido formalmente “impuestas” (al tiempo que consentidas), o bien otras negociadas con “los agentes sociales” (CEOE, CEPYME, CCOO, UGT). Todas estas “reformas” han tenido un denominador común: ni una sola ha sido capaz de crear empleo. Sin ir más lejos, desde la última “reforma laboral” de Zapatero (16 de junio de 2010) el paro ha aumentado en más de 400.000 personas, mientras los derechos de todos se iban a pique.
Por lógica aplastante, si mediante las “reformas laborales” se abarata y facilita el despido, no sólo no se crea ocupación, sino que aumenta el paro. Y si se precarizan las condiciones de contrato y trabajo, pues aumenta la precariedad. Como consecuencia de todo ello, en el estado español se ha disparado el paro hasta más de cinco millones de personas, con el horizonte de los seis millones, y la precariedad a más del 40%. Unos niveles de paro y precariedad laboral que duplican la media de los países de la UE.
A la vista de los resultados, sería justo y lógico exigir, al menos, la derogación de la última “reforma laboral” a la cual también se opusieron, al menos formalmente, CCOO y UGT. Pero parece que Méndez y Toxo no están por la labor. Bien al contrario y en estos días, se aprestan por negociar con la patronal un nuevo pacto social. Ya en sí mismo, esta negociación es una trampa. Porque, acabe o no con acuerdo, está provocado la desorientación y la desmovilización, cuando menos también la desmoralización, de los propios trabajadores. Entre todos están creando una situación idónea, para que Rajoy imponga el hachazo de 40.000 millones de euros al gasto social, y una nueva y traumática “reforma laboral”, sin demasiada resistencia.
Y mientras todo esto pasa, se le sigue regalando a la delincuencia financiera auténticas montañas de dinero público. El último caso ocurrió el diciembre pasado con la última ayuda del BCE, de 489.000 millones de euros, a los bancos de la eurozona, al privilegiado interés del 1%. Un caudal financiero del que no llegará ni una gota a la economía productiva, porque casi todo se destinará al saneamiento de balances o, en todo caso, a la compra especulativa de la deuda de los países “periféricos”, que les rentará un 4, un 5 o un 6% de interés. Lo que está sucediendo ante nuestros ojos es injusto y obsceno. Pero lo malo no es que hayan ladrones, sino que les permitimos que sigan robando.
La única salida de la crisis es, justamente, por el camino contrario a las reformas laborales y a los recortes sociales, como es acabar con la especulación, el fraude y la evasión de capitales; implementar unas reformas fiscales orientadas al justo reparto de la riqueza, salario social o renta básica universales; potenciar el sector público para generar empleo a través de la defensa y ampliación de los servicios públicos; reducir la jornada laboral para favorecer la creación de ocupación; fomentar el cooperativismo y la autogestión, etc.. Y, como medida necesaria para todo esto, acabar con el monopolio de la banca privada, con la creación de una banca pública, que sea el motor de la recuperación de la economía productiva y del empleo, ayudando a las pequeñas y medianas empresas y a las economías particulares, todas ellas actualmente ahogadas por la ausencia de crédito.
Con estos objetivos no nos cabe otra alternativa: defender nuestros derechos y oponernos a los recortes, al pacto social y a esta nueva “reforma laboral” con la cual se nos amenaza.
Pep Juárez, enero de 2012
Publicado en el diari Ultima Hora, de Palma


Descargas

L'ENÈSIMA ESTAFA DE LA REFORMA LABORAL. Article de Pep Juárez.pdf


No hay comentarios:

Publicar un comentario