viernes, 4 de enero de 2013

AÑO NUEVO.... NUEVOS RECORTES

La Ley de Presupuestos para el 2013 ya regulaba los descuentos que nos aplicarían a nuestras nóminas cuando estemos en situación de incapacidad temporal  y la Orden HAP/2802/2012, de 28 de diciembre, regula cual es el sistema de descuentos a aplicarnos en caso de ausencia al trabajo por enfermedad o accidente cuando no se llega a una situación de baja por incapacidad temporal. Con la publicación de esta nueva norma cuando no podamos asistir a nuestro puesto de trabajo por enfermedad o accidente, sin un documento de baja médica, porque no proceda al tener una duración de 1, 2 o 3 días el proceso de recuperación, se nos aplicará una reducción del 50% en nuestras retribuciones por los días de ausencia a partir del cuarto día de ausencia en todo el año natural.




El pasado 29 de diciembre se publicó en el BOE la  Resolución de 28 de diciembre de 2012, de la Secretaría de Estado de Administraciones Públicas, por la que se dictan instrucciones sobre jornada y horarios de trabajo del personal al servicio de la Administración General del Estado y sus organismos públicos. y Real Decreto 1694/2012, de 21 de diciembre, por el que se aprueba la Oferta de Empleo Público para el año 2012 y la Orden HAP/2802/2012, de 28 de diciembre, por la que se desarrolla para la Administración del Estado y los organismos y entidades de derecho público dependientes de la misma, las ausencias por enfermedad o accidente que no den lugar a incapacidad temporal.

Con estos nuevos recortes el gobierno de Rajoy continúa con su política de devaluar los derechos laborales y salariales de l@s emplead@s públic@s para ir poco poco dejándolos al nivel de los sectores más precarizados y desregulados de la clase trabajadora. Todas las medidas adoptadas por los dos últimos gobiernos (tanto del PSOE como del PP) han buscado siempre repercutir sobre los servicios públicos -y sobre quienes trabajamos en ellos- las consecuencias de una crisis que no tiene su causa ni su origen en los servicios públicos sino en la avaricia y las malas prácticas de la banca y de la clase política. Y sin embargo, a la banca se la subvenciona generosamente con dinero público y a los políticos se les premia con puestos en empresas que ellos mismos han privatizado, mientras los servicios públicos son salvajemente recortados hasta poner en peligro su propia viabilidad.

Estos son algunos de los principales contenidos de la nueva regulación de jornada y horarios:

  • DURACIÓN: La duración de la jornada general será de 37 horas y media semanales de trabajo efectivo de promedio en cómputo anual, equivalente a mil seiscientas sesenta y cuatro horas anuales. Sin que pueda menoscabarse el cómputo anual de la misma con ocasión de la jornada intensiva de verano o de festividades locales y nacionales.
  • JORNADA: El horario fijo de presencia en el puesto de trabajo será de 9,00 a 14,30 horas de lunes a viernes. El tiempo restante hasta completar la jornada semanal se realizará en horario flexible, entre las 7,30 y las 9,00 de lunes a viernes y entre las 14,30 y las 18,00 de lunes a jueves, así como entre las 14,30 y las 15,30 horas los viernes. Puestos de trabajo considerados de especial dedicación será de 40 horas semanales
  • PAUSA: Durante la jornada de trabajo se podrá disfrutar de una pausa por un periodo de 30 minutos, que se computará como trabajo efectivo. Esta interrupción no podrá afectar a la prestación de los servicios y, con carácter general, podrá efectuarse entre las diez y las doce treinta horas. (art.3.3)
  • JORNADA DE VERANO: La adaptación horaria producida con ocasión de la jornada de verano se recuperará en la forma que establezca el correspondiente calendario laboral, respetando en todo caso la duración mínima de la jornada en cómputo anual.
  • CONCILIACIÓN: Las posibilidades de conciliación quedan supeditadas a las necesidades del servicio, en los casos de que tengan a su cargo personas mayores, hijos menores de 12 años o personas con discapacidad, así como quien tenga a su cargo directo a un familiar con enfermedad grave.
  • VACACIONES: 22 días hábiles anuales por año completo de servicios, en periodos mínimos de 5 días hábiles consecutivos. Siempre que las necesidades del servicio lo permitan, se podrá solicitar el disfrute independiente de hasta 5 días hábiles por año natural. Introduce la obligación de al menos, la mitad de las vacaciones deberán ser disfrutadas entre los días 15 de junio a 15 de septiembre. Permiso de maternidad o paternidad, o una situación de incapacidad temporal, el período de vacaciones quedará interrumpido pudiendo disfrutarse el tiempo que reste en un período distinto. Cuando se prevea el cierre de las instalaciones debido a la inactividad estacional de determinados servicios públicos, los períodos de disfrute de las vacaciones coincidirán en la franja temporal de cierre.
  • ASUNTOS PARTICULARES: hasta tres días por asuntos particulares que no podrán acumularse a los períodos de vacaciones anuales, previa autorización de sus superiores y respetando siempre las necesidades del servicio. Cuando por estas razones no sea posible disfrutar del mencionado permiso antes de finalizar el mes de diciembre, podrá concederse en los primeros quince días del mes de enero siguiente.



En cuanto a la Orden HAP/2802/2012 viene a decir que los 4 primeros días de ausencia por enfermedad que no den lugar a IT no tendrán ningún descuento y que a partir del 5 día se percibirá el 50% del salario. Esto es una burla después de habernos suprimido los días de asuntos particulares y que ahora pretenden sustituir por unos días de ausencia sin baja, sustituyendo un derecho por un trapicheo.

Con estas medidas vemos como la jornada laboral se aumenta significativamente al tiempo que se reduce el salario como consecuencia de las bajadas y congelaciones. La aplicación de la famosa "doctrina Díaz Ferrán" de trabajar más y ganar menos (para que ellos puedan seguir llevándoselo a manos llenas). En estos últimos años el salario medio del sector público se ha visto devaluado un 30%, partiendo de la base de que el salario de un puesto base en la administración es escasamente mileurista. Se está produciendo una devaluación generalizada de los salarios y un empobrecimiento acelerado de los empleados públicos. Y mientras extienden la idea de que los empleados públicos ganamos mucho y somos poco productivos, elnúmero de cargos de confianza nombrados a dedo con salarios millonarios aumenta día a día. Por poner un ejemplo, Angel Carromero, el niñato del PP que se fue a Cuba a jugar a James Bond en versión cañí y que fue el responsable de la muerte de dos disidentes cubanos, tiene un cargo a dedo como asesor en la Junta Municipal de Moratalaz por el que cobra ¡¡50.000€!!. La hermana de Esperanza Aguirre es asesora en la Junta de Hortaleza y cobra 46.625,5 € por hacer notas de prensa. Su hijo, sin más oficio que ser el hijo de la Lideresa, es nombrado a dedo asesor del Ministerio de Economía. Y suma y sigue.

A esto hay que sumarle la destrucción masiva de empleo público en los últimos años, siendo ya más el empleo que se destruye en el sector público que en el privado. Por tanto hay una relación directa entre la destrucción de empleo en el sector público y el aumento de jornada. Los despidos masivos de personal interino, los ERE del personal laboral y la no cobertura de las vacantes está suponiendo un auténtica sangría y un deterioro de los servicios públicos. Y puede ser la antesala de los recortes de empleo en el personal funcionario, el objetivo final de estas medidas y que ya ha sido llevado a cabo en Grecia, Portugal e Italia. Menos mal que la rociera Ministra de Empleo piensa que "también somos personas" poniendo en evidencia tanto su incapacidad como su cinismo.

Por otra parte, otra de las características de estas medidas es el impacto negativo que suponen para la conciliación de la vida familiar y laboral. Aumentar la jornada, es en si mismo una mayor dificultad para la conciliación. Ésta deja de ser un derecho de la persona para pasar a ser una excepción supeditada a las necesidades de servicio. Y estas necesidades van ser mayores cuanto menos personal exista para trabajar. Esto va tener un grave impacto en las mujeres sobre quienes socialmente recaen en mayor medida las tareas de cuidados, tanto de hijos como de familiares mayores. Si además vemos como en estos años se han recortado también todas la ayudas a la dependencia, nos preguntamos si no estaremos ante un plan de dificultar conscientemente la incorporación de las mujeres al mercado de trabajo para mejorar de esa manera las estadísticas del desempleo. Imponiendo de paso su modelo patriarcal y reaccionario de las mujeres dedicadas a las tareas domésticas y los hombres a las productivas.

Y sin embargo algunas organizaciones sindicales se prestan para "negociar" la aplicación de los recortes en la administración. El comunicado de CSIF y UGT del 4 de enero prestándose a un "proceso de adecuación" en el ámbito de la seguridad social pone en evidencia el doble lenguaje de estas organizaciones que de cara a la galería inundan el correo de soflamas contra los recortes y luego se prestan a engrasar el látigo del amo. En este contexto de imposición manu militari de los recortes, por la vía del Real Decreto sin ningún debate (sindical, social o parlamentario) hablar de que en una supuesta negociación se vayan a mejorar algunos de los aspectos es engañarse a sí mismos o engañar al colectivo.

Negociar los recortes es aceptar su lógica. No puede haber ninguna negociación con quienes buscan la destrucción de los servicios públicos y que hacen de su cerrazón una seña de identidad (sólo hay que ver el conflicto en la sanidad madrileña y la prepotencia y la cerrazón de la Comunidad de Madrid). No se puede pactar nada con un gobierno que legisla sin ningún rubor para la minoría más rica de la sociedad y que condena a la inmensa mayoría a la miseria moral y material. Es el momento de movilizarnos, de construir un gran frente de resistencia a las medidas antisociales y antidemocráticas que nos quieren imponer. Es el momento de confluir todas la luchas, todas las mareas, toda la ciudadanía en un gran movimiento para recuperar y ampliar todos los derechos y servicios usurpados con la escusa de la crisis. Y para construir esto contamos también con los sindicalistas honestos de estos sindicatos que, bien sabemos, discrepan de los acuerdos firmados por sus cúpulas y de su inacción.





No hay comentarios:

Publicar un comentario